El Ascendente

En el dibujo de la carta astral, esta energía está marcada por el signo al cual apunta la flecha principal que divide la carta de manera horizontal, esa flecha cuyo trazo arranca a la derecha y termina a la izquierda.
Simboliza a la constelación (signo) que estaba ascendiendo por el horizonte en el momento y lugar en que nació la persona.
Nos habla de la manera de acercarnos a la vida, o bien de la vida acercarse a nosotros.

En muchos casos, los demás nos reconocen más por las cualidades del signo del Ascendente que por las características del signo solar, aunque son más difíciles de reconocer por nosotros mismos, ya que muchas veces nos producen el doble efecto de atracción y rechazo.
En consecuencia, el Ascendente puede ser, en primer lugar, una imagen que proyectamos al exterior, pero también una especie de puerta que se abre hacia nuestro ser verdadero y permite que fluya a través de este canal una gran parte de nuestro yo, simbolizando aquella energía que el universo quiere que asimilemos y la hagamos parte de nosotros mismos. Aunque es cierto que la energía del ascendente nos va a llegar en primera instancia desde el afuera, con el autoconocimiento y la madurez iremos aprendiendo a asimilarla en nuestra vida y nuestra personalidad y esto nos llevará a sacar lo mejor de nosotros mismos a lo largo de nuestra vida.

En Aries

Este Ascendente Aries trae la necesidad de ser único, de salir del inconsciente simbiótico y diferenciarse. Es una energía individual de la que hay que tomar consciencia. Propone una energía más valiente, más osada.
El primer aprendizaje ariano es a abrir caminos, a enfrentar. Aries es agresivo y el Ascendente Aries lo va a confrontar con la agresividad. Lo va a llevar a desarrollar su físico, al ejercicio físico. A enfrentar urgencias que requieren de la energía ariana que es decidida en los cambios intempestivos, para que saque los miedos y los enfrente con valentía, como ariano, que los asuma como desafíos. El Ascendente Aries provoca continuamente para que la persona accione, para que actúe urgentemente.
Hay un mundo a conquistar. No se queda empantanado en sus limitaciones o errores, sino que lo vuelve a intentar una y otra vez, porque viene a conquistar la autoconfianza y la posibilidad de desarrollar su deseo.
La lucha de este Ascendente, es una lucha indivicual, pero en un mundo en el que hay muchos con quienes interactuar.

En Tauro

Pero el Ascendente Tauro va a ir lentificando todo, su cuerpo lentifica, aunque la persona tiene mucha fuerza física. Este Ascendente da cuerpos estéticos, cuerpos venusinos, de formas redondas pero armónicas.
Si bien en principio la persona va a querer ir a mil por hora, las cosas se van a ir dando pausadamente, ya que lo que este Ascendente debe aprender es la paciencia, el método, la resistencia y la perseverancia. Los tiempos y sus acontecimientos (contrariamente a lo que la persona desea) no resultan inmediatos, la vida va presentando en sus propios términos y la persona tiene que ser receptiva a estos tiempos.
Es común que los Ascendentes Tauro desarrollen profesiones que los obliguen a ser resistentes, trabajos que exigen mucho esfuerzo y resistencia tanto física como psicológica. Van a desarrollar la capacidad de sostener en el tiempo y en el esfuerzo. Le va a enseñar la acción para la materialización (ganar dinero, hacer cosas, dar forma a proyectos, etc.). Es un Ascendente de disfrute, por eso va a buscar placer y materia. Tiene un condicionamiento natural a ganar dinero y a atesorarlo porque la energía natural del Ascendente Tauro es a aprender la supervivencia, a subsistir.
Este Ascendente lleva a la persona a asentarse, ya sea mediante la compra de tierras, invirtiendo en la bolsa o en las finanzas en general, estar en contacto con emprendimientos relacionados con la tierra, como también con las artes donde sean vistos (actores, modelos, bailarines, etc.).
Tienen una gran tendencia a disfrutar de los placeres, tanto sensuales como sexuales, porque buscan el placer físico, ya que le dan mucha importancia a lo físico y a la estética.
Tienden a buscar trabajos de tipo rutinario por la energía taurina que a veces les hace temer el perder seguridad o estabilidad.

En Géminis

Lo va a llevar a la búsqueda del otro, del par, del complementario. Esto genera una predisposición asociativa fuerte, aunque sus vínculos no son necesariamente profundos desde lo emocional.
La vida los va a ir llevando a asociaciones continuas, a relacionarse generalmente de a dos, no solo en la pareja, sino también en la amistad o el trabajo. Van a aprender a diversificarse, vinculando la partes entre sí, en esto reside el camino de aprendizaje del Ascendente Géminis, en relacionar, vincular y comunicar las diferentes partes entre si.
Necesitan permanentemente la variabilidad, no soportan la rutina, necesitan aire, espacio, mucha libertad, aún cuando son sumamente sensibles al registro de su entorno. Viven en continuo movimiento, tanto física como mentalmente y este movimiento le genera la necesidad continua de adquisición de conocimientos. Conocimiento que no se limita solamente a lo intelectual, sino que abarca también lo afectivo, de ahí que les cueste tanto la fidelidad, porque el tener que elegir les genera conflicto. Dudan sobre aquello que realmente quieren, no pueden definirlo exactamente, por su necesidad de experimentarlo todo. No tienen un concepto de moralidad estricto, ya que su moralidad parte de lo que piensan, y a esto se aferran como su ética, aun cuando su pensamiento es cambiante. Son dispersos.
En los Ascendentes Géminis el vínculo con un hermano o los hermanos (o alguna figura que actúe un vínculo similar al fraterno, por ejemplo un amigo íntimo) suele cobrar una especial importancia. No es fácil comunicarse con el/los hermano/s y es uno de los temas a desarrollar en esta vida, el vínculo fraternal. Generalmente ese hermano es aquel que espeja aquello que no se quiere ver de sí mismo.
Son muy conversadores, mucho más que el Sol Géminis, lo cual los hace excelentes oradores, catedráticos, abogados, docentes, vendedores y conferencistas.
Le temen a los compromisos, no solo en lo emocional, también en lo profesional o vocacional al costarles tanto conectarse con sus verdaderos sentimientos.
Suelen relacionarse con gente más joven y generalmente se mimetizan con esta energía. Esto los hace alegres, movedizos y un tanto inconstantes.
En general son muy amables, muy dulces, atractivos y muy buenos anfitriones.

En Cáncer

Los Ascendentes Cáncer tienen tendencia a la duda, o a confundirse con la mente y esto hace que se les dificulte la comunicación ya que esta debe ser canalizada a través de la emoción. Es un camino que va de la cabeza a las vísceras: se siente lo que se piensa desde la panza.
Una gran necesidad de adaptarse al medio que le impide contactarse con sus sentimientos. Es por esto que la vida del Ascendente Cáncer es una vida para “sentir”.
Se viven las experiencias de hogar, de familia, de pertenencia, de seguridad. Es posible que el parto haya sido lento o que la madre haya tenido un conflicto con ese nacimiento. Por eso la vida trae como primeras experiencias el contacto con fuertes energías uterinas, esto hace que se busque a la mujer, a la madre en el propio destino.
A los Ascendentes Cáncer les aparecen en la vida personas que le demandan cuidado, protección. Los varones con este Ascendente atraen muchas mujeres en quienes proyectan esta tendencia al cuidado y que toman el lugar de madres para con ellos. Tanto hombres como mujeres con este Ascendente buscan mujeres fuertes en la vida y tienden a ponerse en el lugar de hijos para con ellas.
En la infancia del Ascendente Cáncer suele haber figuras femeninas fuertes en la familia, y que son muy influyentes en su vida, lo que hace que estos Ascendentes busquen continuamente ser protegidos o proteger.
No necesariamente quiere formar familia, sin embargo es allí donde busca su refugio último. En su camino de aprendizaje necesita separarse de su familia de origen para formar la propia. Hay una tendencia a tomar distancia de la familia de origen porque esta es muy poderosa, pero la vida lo va a ir llevando a acercarse a la familia de origen porque necesita recuperar sus raíces para poder formar la propia familia.
La posesión de su propia casa es un tema muy importante para el Ascendente Cáncer. Tener o comprar su casa es algo fundamental.

En Leo

Los Ascendentes Leo esconden mucho, sobre todo sus emociones más íntimas, sus aspectos oscuros, sus conflictos. Son espontáneamente expresivos, pero eso mismo les genera conflicto. Desde muy chicos necesitan llamar la atención y en general la vida les trae como destino el mostrarse, el ser vistos. Suelen tener cuerpos llamativos, admirables, atractivos. Tal vez para descubrir quienes son y dejar atrás el registro de una madre sofocante y un padre ausente que debe ser integrado.
Los Ascendentes Leo deben tomar conciencia de su propio poder y autoridad (al carecer de una figura paterna que genere ese registro), van a buscar personas de energías solares muy fuertes (Sol, Luna o Ascendente Leo). Quieren y buscan tener éxito en la vida, y muy seguramente lo obtendrán. Son narcisistas, pero su narcisismo es una necesidad a partir de la carencia de un yo sustentado fuerte, por eso precisan que se lo remarquen continuamente, y en la vida van a atraer la atención de los otros, como también éxito en lo económico. Vienen a vivir apasionadamente y lo que menos soportan es que se los ignore.
A lo largo de la vida van a buscar padres y madres en sus relaciones para generar enamoramientos de lo que no pudieron vivir. Atraen personas que los van a ayudar a alcanzar el éxito y a hacerse notar. Tienen una energía muy llamativa, de hecho su destino es encontrar y reconocer su propio poder, su autoridad, el ser importantes, más allá de la influencia que ejercen en su entorno.
Necesitan canalizar sus emociones en acciones, por eso van a buscar relacionarse con los otros, vincularse desde su carisma, desde su seducción natural. Son los enamorados del amor, necesitan tener a alguien que esté enamorado de ellos como reflejo narcisista y confirmar su energía de centralizar la atención sobre ellos mismos. Esto se da desde un lugar muy solar, generando un campo magnético muy fuerte a su alrededor. Buscan la admiración y convocan a su alrededor a aquellos que los van a estimular al conocimientos de sí mismos, se miran mucho al espejo buscando su autoimagen, como si estuviesen enamorados de sí mismos y la referencia del otro es como se ven a ellos. La vida es un camino de autodescubrimiento.
El destino les va a ir trayendo las posibilidades de expresar sus talentos y dones descubriendo su “yo” más profundo.
Precisan dejar una obra de sí mismos para perpetuarse (hijos), aunque a veces dan la impresión de que están aprendiendo a tener hijos, sus hijos no tienen sombra (lados oscuros) porque no pueden ver la propia sombra y los hijos son reflejo de ellos mismos.

El horizonte se corresponde con la representación del Ascendente a nivel físico.
El horizonte se corresponde con la representación del Ascendente a nivel físico.

En Virgo

Viene a bajar a tierra. Sus talentos naturales tienen que volverse útiles para sí y para los otros. Necesita empezar a entender que es esto del límite y el orden. Por esto mismo, puede que en el nacimiento haya problemas, al ser el cuerpo el primer contacto con la realidad, se producen límites físicos y orgánicos durante el parto o en la primera infancia.
El Ascendente Virgo viene a aprender límites, a descubrir que tiene que ser más humilde, más práctico. Su fantasía muchas veces es “yo quiero ser importante”, pero solo lo van a lograr si se organizan y trabajan. De hecho el trabajo viene como una experiencia muy temprana y al principio en relación de dependencia porque la vida les va a enseñar a bajar a través de límites, rutinas, orden y organización. Deben bajar a tierra y producir, perfeccionarse, sus capacidades se van a ir puliendo.
Aprenden a ser productivos utilizando sus capacidades mentales, es un ascendente típico de contadores, economistas, escritores, humoristas y artesanos. Lo que más buscan es que las cosas sean útiles, que sirvan, que sean prácticas. Se vinculan mucho con la materia (la tierra y el cuerpo), y muchas veces los límites se van a vivir en lo corporal. Viven a dieta, cuidan su alimentación, hacen deporte para cuidarse porque Virgo es la experiencia de “tengo un cuerpo y debo cuidarlo”. Esto hace que también sean buenos médicos, nutricionistas, trabajen en laboratorios, psicólogos, sanadores, farmacéuticos y bioquímicos. Pero todo ligado a la experiencia comercial porque Mercurio (regente de Virgo) tiene que ver con el comercio, pero desde la organización. Son los que administran o los que hacen el negocio. En contacto con la tierra son muy buenos ingenieros agrónomos, técnicos agrarios, etc. Los que hacen que la tierra produzca. También es un Ascendente de artistas, pero con una creatividad volcada a la concreción, a la producción. Si bien son híper mercuriales, pueden bajar su Mercurio a tierra, lo hacen pragmático.
Necesitan comprender, entender, analizar a medida que van avanzando en la vida. Tienen que desarrollar una conciencia analítica y por ello van a atraer personas muy mercuriales o con mucho elemento Tierra. El suyo es un camino de autocontrol donde los instintos deben ser domados, educados.

En Libra

Se dedican a cosas que tiene que ver con lo sensorial, su natural capacidad organizativa generalmente está orientada al plano estético. Libra los hace salir del ostracismo, a encontrarse y relacionarse con el otro. De hecho la timidez y la introspección se van dejando de lado a lo largo de la vida y lo van a ir buscando porque en esto consiste su experiencia de destino: los vínculos. Por eso las relaciones que establecen son de complementación. Son vínculos comunicacionales con los otros (Aire).
Son líderes naturales, pero desde la conciliación, es el mediador nato. Necesitan vincularse desde lo mental, tienen una gran capacidad de cálculo, de organización, aunque sin embargo suelen esperar a que otros se ocupen de ellos por su natural actitud venusina.
Lo primero que van a buscar es la pareja, pero también los vínculos sociales, tanto amigos como sociedad en general. Este es un Ascendente típico de políticos y diplomáticos. No suelen plantear conflictos, y esto mismo hace que les cueste conectar con su propia sombra (sus lados oscuros).
Tienen necesidad de dinamismo y en cierta medida de llamar la atención en la vida. Suelen ser influyentes desde la palabra y el intelecto porque son seductores naturales.
Los varones no pueden estar solos, sin pareja, en el fondo son grandes solitarios, aunque es común encontrarlos en ambientes sociales como el de la cultura o el arte, también en fiestas y reuniones sociales.
El Ascendente Libra comienza a tener conciencia de sí mismo a partir de su relación con los otros. Es como que hay una apariencia de enorme vida social, aunque en el fondo se siente una profunda soledad.
Profesionalmente suelen destacarse como arquitectos (de líneas puras), en el diseño en todas sus formas, en las artes en relación con los otros (RRPP), en organizadores de eventos en general, también en el ámbito de la moda, la música, carreras relacionadas a la belleza y la estética. Tienen la capacidad para relacionarse con la sociedad menos críticamente que su antecesor Virgo, de modo más complaciente, llegando incluso hasta la hipocresía (extremo).

En Escorpio

Es común que los Ascendentes en Escorpio nazcan durante un período de crisis de pareja de sus padres.
Estas personas tienden a la negación del conflicto, sin embargo el Ascendente Escorpio está destinado a tener una vida muy fácil. Tienden al conflicto. Su natural predisposición al contacto con los otros los hace necesitados de ser amados, esto los lleva a ser muy complaciente con los otros o también muy autocomplacientes. Buscan el vínculo, pero necesitan que éste le proponga una transformación, necesitan que el vínculo baje a las profundidades emocionales, contactarse con los sentimientos más oscuros del alma humana. Es un paisaje donde se juega alguna forma de poder, es salir de la superficialidad libriana (que no contacta con el dolor, la venganza, el miedo porque son feos), para ponerse en contacto con los sentimientos negativos a través de los otros.
Se van a sentir atraídos por el riesgo, el destino los va a ir llevando a estos ambientes, estar en contacto con la muerte cara a cara. Suelen destacarse como médicos oncólogos, cirujanos, psicólogos ligados a las problemáticas sexuales, o con lo que la sociedad margina. Los Ascendentes Escorpio necesitan reflejar todo esto en su propia vida, son aquellos que vienen a transformarlo todo porque son los que manifiestan el conflicto que existe en los otros. Sus vidas van a experimentar momentos de grandes caídas y renacimientos a partir de luchar en y con la vida misma. La vida les trae el conflicto que los otros vienen a proponerles en una eterna lucha de poder: o domino o me dominan.
Laboralmente se los encuentra en bancos, como empresarios, mesas de dinero, etc. Es como que fluctúan en los roles de víctimas o victimarios porque la vida los pone en esas situaciones. El engrandecimiento de estas almas es la posibilidad de trascender esto y encontrar la fuerza de vida que tienen, y esto lo logran a través de su sexualidad y el conectarse con las energías más densas. Es esto lo que hace que estas personas se conecten. Si logran esto, llegan a ser grandes creadores => transformadores (tienen que cuidarse de no quedarse meramente en el plano mental porque la mente alimenta las emociones conflictivas). También atraen hacia lo oculto, lo mágico, lo misterioso. Es un Ascendente de sanadores.
Sus talentos empiezan a hacerse notar después de los 30 años, luego de sucesivas transformaciones internas a partir de desafíos que otros traen.

En Capricornio

La mente de estas personas es rápida, brillante, inteligente. Con una gran capacidad de asimilar información muy de prisa. Aman la libertad y no están ávidos de compromisos. Sin embargo el aprendizaje de este Ascendente, que viene con un registro inconsciente de que todo debe conseguirse fácilmente, es a alcanzar las cosas con esfuerzo, con lentitud. Capricornio lo va a parar con la lentitud de los procesos. Capricornio es el que enfría tanta pasión con hielo. Saben que tienen que esperar (lo sienten, pero no lo soportan), y la vida los lleva a aprender perseverancia. Tienen una meta, la meditan, la reflexionan y cuando la ven claramente hacia allí se dirigen.
Poseen una enorme carga de exigencia. La personalidad se rigidiza mucho y esto muchas veces se traduce en el propio cuerpo, son cuerpos rígidos con tendencia a las contracturas. Rara vez da mucha altura, por su necesidad de ganar estructura.
El camino de este Ascendente consiste en bajar la voracidad del Fuego y pasarlo a lo práctico, al pragmatismo. Es idealista, pero con practicidad “la meta es el camino a recorrer”, hacer la experiencia es algo vital. El suyo es un camino de soledad. Poseen una personalidad muy analítica, con mucha disciplina de vida. Generalmente lo que empiezan lo terminan.
A menos que acepte su Ascendente, la vida le pone obstáculos que, atados a lo sagitariano, lo hacen sentir frustrado, lo deprime. El Fuego es caprichoso.
Es un Ascendente muy materializador, lo primero que va a aprender es que tiene que trabajar. Necesitan triunfar económicamente y también en lo intelectual, necesitan ser brillantes. También aspiran a alguna forma de elevación en el plano espiritual. Pero lo más importante va a ser el trabajo. De hecho, mal usado, este Ascendente se ve en aquellas personas que sacrifican cosas por el poder económico en su desmedida ambición. Son acumuladores de viene materiales, son cautelosos y desconfiados en su madurez, porque vienen de un fondo de gran ingenuidad. Es común que al fin de sus vidas se encuentren bien a nivel económico, ya sea que lo consiguen por si mismos, ya sea que lo hacen a través de otros.
Suelen trabajar para empresas, como empresarios, economistas, administradores. Se destacan como abogados y suelen alcanzar un bienestar económico destacado. Se nuclean en grupos, y generalmente son los que sostienen ese grupo de pertenencia. También suelen estar vinculados a la construcción, la decoración, el paisajismo. Como arquitectos se relacionan con lo antiguo. También se destacan como administradores agrarios o de propiedades inmuebles. Su tendencia es al trabajo independiente, aunque pueden hacerlo en relación de dependencia. La energía capricorniana también se manifiesta en pensadores, filósofos, maestros espirituales, etc. Pero todo esto para algo concreto, con un objetivo de Tierra. Pueden ser profesores, pero de elite, personas muy eruditas, desprecian la desinteligencia de otros. Son selectivos, miran de su altura hacia arriba, nunca para abajo. Cuando se vuelcan a la filosofía llegan a ser brillantes y necesitan sus espacios de soledad para reflexionar. Estudian hasta el final de sus vidas y la edad de la sabiduría es la ancianidad (después del segundo retorno de Saturno, alrededor de los 58 años). Este Ascendente se da mucho en terapeutas: médicos (dedicados a la investigación), psicólogos (apegados a una sola disciplina: freudiano, lacaniano, gestáltico, etc.) y diferentes corrientes científicas. También es común en astrólogos, desde su rol de pensadores pragmáticos.

En Sagitario

Están muy protegidos por su Ascendente (regido por Júpiter). La energía que vienen a canalizar a través de este Ascendente es el optimismo y cambiar el dolor por algo positivo. Van a atraer las salidas al conflicto (perdonar, asimilar). Son ambiciosos, no solo de abundancia y poder en la Tierra, sino también en el Cielo. Es un comunicador nato que vive en continua movilidad: viajan mucho, buscan otros intereses, son los auténticos buscadores. Son los primeros que entran en contacto con el extranjero, con otras culturas, con otras formas de pensar. Muy vinculados a la educación por su capacidad comunicacional, tienen capacidad de conectarse con los distintos modos de pensar de los otros (como las azafatas). Tienen visión desde las alturas, desde el cielo, y de allí se conectan con la tierra para hacer una síntesis.
Son joviales, divertidos, carismáticos, pero al mismo tiempo con dolores hondos, muy bien guardados, muy secretos.
Su tendencia natural es a controlar las situaciones y también al autocontrol, esto los lleva a ser cerrados y obsesivos, para que la vida los lleve a soltarse desde Sagitario. Se aferran a seguridades, pero la vida les va a dar la oportunidad de abrirse, se conectarse, utilizando la energía de Júpiter. Necesitan volar para poder tener una visión más abarcadora de la vida (volar tanto física como espiritualmente). No quieren apegarse a nada porque necesitan la libertad del Fuego que es lo que vienen a aprender, el luchar por sus ideales a través del desapego.
Este Ascendente se da mucho en sanadores, médicos, profesores, maestros espirituales. También pueden estar conectados a los deportes, la fuerza muscular escorpiana se canaliza en Sagitario. Difícilmente se dediquen a una cosa para siempre, porque van a vivir buscando, siempre buscan nuevas metas a medida que alcanzan las que se propusieron. Son apasionados y sensibles, pero si no tienen Tierra en su Carta les va a costar mucho concretar. Buscan relacionarse, vincularse, abrirse al mundo, es un comunicador que muy posiblemente desarrolle gran parte de su actividad fuera del país en el que nació.

En Acuario

Los Ascendentes Acuario son muy estructurados, tercos y resistentes. Le tienen temor al cambio, sin embargo eso es lo que vienen a aprender como destino. Hay un registro de mucha soledad interna, suelen ser bastante maduros (desde temprana edad) y muy reflexivos. Cargan con una gran autocrítica interna, son muy inteligentes y tienen avidez por el conocimiento. Capricornio en 12 los hace indagadores, investigadores. Se vive con una sensación de condena interna, se carga con la historia ancestral del padre, el abuelo, el bisabuelo, etc. Experimentan una fuerte necesidad de reconocimiento paterno porque tienen sensación de ausencia del mismo. Los Ascendentes Acuario suelen sentirse sostenedores de su propio padre. Es un padre crítico al que se ama pero al que no se sabe cómo acercarse.
El desafío de este Ascendente está en ganar movilidad, su vida lo va a llevar al movimiento, aunque tienda a ser rígido, tenso (contracturas generadas por choques de energía eléctrica internos), viene a traducir y cambiar para sí y para el mundo los valores de vida, lo que hará que se encuentre con personas y situaciones que lo van a desafiar en lo mental (una mente que es esencialmente lógica y rígida), para inesperadamente desencajarlo completamente, y se vea así obligado a cambiar de posición. Es común en estos Ascendentes que transcurran 5 años de su vida tranquilos, y de pronto se producen todos los cambios juntos, como si fuera un terremoto, y ellos se desestructuran completamente. Las personas de este Ascendente se van a resistir a los cambios, que las desestabilizan mentalmente, y eso es lo peor que pueden hacer.
Es un Ascendente creativo e intuitivo, pero vive en eterna lucha entre lo reflexivo y lo intuitivo. Es común este Ascendente entre los médicos, científicos, bioquímicos, etc. que se dedican a descubrir cosas nuevas (de las que suelen desconfiar más aún si no están establecidas dentro de los parámetros sociales o culturales).
El gran tema de la energía acuariana es que cuando algo se quebró, ya nunca más se va a poder volver a pegar, a recuperar, y la única salida a esto es intentar trabajar la energía pisciana que es hacia donde se dirige este Ascendente.
Una vida con este Ascendente invita a desestructurar la mente, a liberarla, a darse permiso en lo intuitivo, para poder permitirse pensar locamente, algo más universal, más abarcativo. Soltar la seguridad de la Tierra y dejarse volar.
Este Ascendente aprende en la vida a atraer personas y situaciones uranianas, acuarianas, que lo desafían para que se desestructure, para que rompa con la rigidez y sea mentalmente intuitivo. Necesita integrar a los otros en la vida, aprender a relacionarse con los grupos porque viene de la soledad, lo que lo hace sumamente desconfiado, y para este Ascendente abrirse al otro es algo muy dificultoso. Es un camino de aprendizaje de lo vincular y de mucho compromiso en lo laboral. El desafío está en cambiar, integrarse grupalmente con los otros aceptando las diferencias y sin necesidad de un intercambio emocional. Los grupos siempre van a ser un desafío para las personas de este Ascendente, ya que fácilmente se sienten rechazados y muchas veces ellos mismo lo generan por su marcada rigidez. Les cuesta mucho salirse de lo saturnino.
Tienen gran talento para todos los temas que requieran investigación y para las ciencias en general. También para la psicología de tipo vanguardista (que parten de lo estructurado para luego romper con ello). Son muy buenos con las finanzas y la economía en general.

En Piscis

Son personas muy voladoras, pueden ser altruistas, grandes creativos, pero con cierta dispersión. Traen un registro de rechazo grupal desde el vientre materno. Hay una cierta frustración en lo vincular. Si bien el desafío en esta vida no es lo material, su co-regente Júpiter, puede traer prosperidad económica en la vida.
Esas preguntas sin respuestas deben llevar a una vida donde se entienda que para ciertas cosas no hay respuesta lógica alguna, porque el inconsciente no tiene respuestas lógicas. Esto genera una tendencia a lo ilógico, a la desestructuración de la mente para meterse en la profundidad de lo mental donde no hay libros escritos y en donde, con el tiempo, las emociones se llevan y ahogan la mente.
Estas personas vienen a contactarse con el mundo del espíritu, la búsqueda inconsciente, la búsqueda religiosa, lo artístico plástico y en definitiva la búsqueda del alma. Ante todo esto el primer drama en escena es enfrentar una gran confusión, los espejismos y autoengaños que les trae la vida, cuya razón de ser está confundida porque nada es claro, todo se mueve en otro plano, en otro mundo, el de las profundidades del mar (que es el inconsciente). Vienen del mundo del pensamiento y la vida los confronta con las imágenes: “lo que veo, lo que siento”. La vida es como una película que los conmueve emocionalmente. El problema es que cuando se presente esta película van a querer analizarla, cuando en realidad deberían permitirse sentirla, deben volverse sutiles en sus percepciones corporales y emocionales.
Este Ascendente es muy auditivo y por eso tienen gran facilidad para la música, mucha conexión con lo musical.
La vida les va a traer situaciones ante las que no van a poder utilizar la mente, a pesar de sus resistencias a conectar con las propias emociones. Sin embargo la sabiduría está en la sensibilidad, aunque tiendan al autoengaño (porque quieren analizar con la cabeza) deben sentirlo, porque si se resisten e insisten en pensar más que en sentir, eso mismo les provoca dolor. Este Ascendente viene a conectarse con la comunión colectiva emocional. Es un retorno al útero, es experimentar la disolución, atravesar la muerte en algún punto. De a poco deben permitirse acercarse a la sensibilidad y a la entrega. Es esperable que la vida les traiga espejismos, situaciones poco claras, donde los engañen y hasta incluso los estafen. Siempre hay una etapa de la vida donde los confunden o se confunden, en estos momentos suelen atravesar estafas, abandonamientos, enredos afectivos, amores conflictivos o tóxicos.
Es común en este Ascendente las adicciones, tanto al alcohol como a las drogas, para poder entrar en la disolución de los límites, no tienen registro de límites y por eso engordan y adelgazan continuamente, tienen problemas de huesos o de piel. No ven claro porque pretenden entender desde la mente y no desde la intuición que es desde donde deberían.
Necesitan el amor porque son hipersensibles. Suelen alcanzar la madurez espiritual entre los 40 y los 48 años. Una vez pasada la etapa de los espejismos, cuando descubren su propia tendencia al engaño o autoengaño, las personas de este Ascendente son llevadas a una vida artística, donde se destacan el cine, el diseño, la música, las relaciones públicas, los vínculos con la gente en general. Por otro lado la victimización es un riesgo grande que corre este Ascendente por el registro de muerte de las estructuras mentales: “todos me quieren destruir”, pero nunca se preguntan si ellos victimizan a otros.